alert icon
Este sitio Web no admite Internet Explorer 8. Por favor, utilice un navegador más actualizado.
Ocultar mensaje hide icon

Reducir las Emisiones Industriales en sus Instalaciones

Reducir las fugas en los sistemas de fluidos

Reducir las Fugas y Emisiones Caras de los Sistemas de Fluidos

Sean Hunsicker, Director de Desarrollo Comercial - Ventas Globales

Es fácil acostumbrarse a ciertos sonidos, vistas y otras condiciones ambientales de una instalación de procesado químico, de petróleo y gas o de otros procesos industriales. Al caminar por la planta, es posible oír a lo lejos el silbido de una línea de aire comprimido. Es posible ver el goteo bajo los tubos de vapor o percibir un leve olor a gas de proceso.

Pueden parecer los típicos indicadores de una instalación operativa—pero en realidad son síntomas de diferentes formas de fugas en los sistemas de fluidos. Y aunque pueden ser más o menos críticas, estas fugas casi siempre dan lugar a algún tipo de ineficacia, y potencialmente incluso a un peligro para su personal y el medio ambiente.

Fuga real: Una fuga producida por el fallo de una barrera de presión al contener o aislar un fluido de sistema del entorno exterior. Esto se produce debido a grietas en el material o espacios entre las superficies de cierre. Fuga Virtual: Es la salida de un fluido atrapado internamente hacia el interior de un sistema de fluidos, debido a la desgasificación del material, a fluidos absorbidos, adsorbidos o atrapados en grietas o en espacios muertos. Permeabilidad: El paso de un fluido hacia dentro, hacia fuera y a través de una barrera de presión que no tiene agujeros lo suficientemente grandes como para dejar pasar por cualquiera de ellos más de una pequeña parte de las moléculas.

En sus diversas formas, las fugas no detectadas se producen en prácticamente todas las instalaciones industriales, sobre todo en los puntos de conexión de sus sistemas de fluidos. Una fuga puede ser una simple molestia—pero también puede ser cara y potencialmente peligrosa. Y como las normativas medioambientales cada vez más estrictas y la presión de los inversores en todo el mundo impulsan a las instalaciones a reducir drásticamente sus emisiones, minimizar la posibilidad de que se produzcan incluso pequeñas fugas es una prioridad cada vez mayor para los operadores de todo el mundo.

Teniendo esto en cuenta, vamos a explorar algunos tipos de fugas en los sistemas de fluidos comunes en las instalaciones industriales y cómo puede reducir su probabilidad de ocurrencia.

Hable con nuestros especialistas sobre una reducción completa de las fugas

Emisiones Medioambientales

Las emisiones medioambientales son una forma de fuga incontrolada de gases al aire. El benceno, el metano y el etanol son algunos de los gases que más preocupan, ya que cada uno de ellos puede poner en peligro la calidad del aire y contribuir a la formación de ozono.

Un buen ejemplo de cómo los gobiernos y las empresas están empezando a centrarse en estos tipos de emisiones se encuentra en la definición de los Protocolos de Gases de Efecto Invernadero para las emisiones de Alcance 1, Alcance 2 y Alcance 3.

  • Las emisiones de alcance 1 representan las emisiones directas de las actividades operativas de una empresa, incluidas las emisiones procedentes de la quema de combustible y de las fugas directas de gases de efecto invernadero al medio ambiente—que pueden producirse súbitamente en muchas instalaciones de procesos industriales
  • Las emisiones de alcance 2 se generan a partir de la compra de electricidad, vapor, calor y refrigeración por parte de la empresa
  • Las emisiones de alcance 3 incluyen todas las emisiones indirectas no cubiertas por el alcance 2, vinculadas a las actividades anteriores y posteriores de una empresa

El Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHGP por sus siglas en inglés, de Greenhouse Gas Protocol) señala que las empresas pueden identificar oportunidades para reforzar sus resultados, reducir el riesgo y encontrar nuevas ventajas competitivas reduciendo activamente sus emisiones. “Se espera que los gobiernos establezcan nuevas políticas y faciliten nuevos incentivos basados en el mercado para impulsar reducciones significativas de las emisiones,” señala GHGP en su Norma de Contabilidad e Información de la Cadena de Valor Corporativa. En el caso de las instalaciones basadas en procesos, la búsqueda y el tratamiento de cualquier forma de emisiones de carbono a través de equipos de proceso con fugas puede suponer algunas ventajas operativas significativas.

Fugas Caras

Aparte de las emisiones industriales de carbono, pueden producirse muchos otros tipos de fugas en una instalación industrial. Algunas fugas pueden ser obviamente problemáticas debido a su naturaleza peligrosa y a los altos costes potenciales. Otras, por su parte, pueden no suponer una amenaza inmediata para el personal y el medio ambiente, pero pueden sumar ineficiencias y costes significativos para su operación.

Es posible que las fugas, que siempre cuestan dinero, no representen una amenaza inmediata para el personal y el medio ambiente, pero pueden suponer una ineficacia y unos costes considerables para su empresa.

Por ejemplo, consideremos el vapor, que se utiliza para diversos fines de producción en muchos tipos de instalaciones industriales. La producción y el uso del vapor son caros y requieren mucha energía, ya que implican la purificación del agua, los procesos de generación de vapor y la infraestructura de transporte. Cualquier fuga involuntaria en los sistemas de vapor puede traducirse directamente en una pérdida de dinero en su cuenta de resultados.

El aire comprimido es otra aplicación en la que las fugas pueden parecer benignas pero pueden generar costes considerables. Por ejemplo, un sistema de aire comprimido que no cumple con los requisitos de presión puede exigir la utilización de compresores adicionales. Sin embargo, las fugas pueden ser la causa de la pérdida de presión—y repararlas puede eliminar la necesidad de un compresor auxiliar y los costes que implica su funcionamiento.

Identificar y Reparar las Causas Comunes de las Fugas

Lo más habitual es que las conexiones de racores y válvulas sean la causa de emisiones y fugas no detectadas anteriormente.

En el caso de los racores, la causa más frecuente de su mal funcionamiento es una instalación incorrecta. Sin embargo, ciertos tipos de racores son más propensos a las fugas que otros. Por ejemplo, se ha comprobado que los accesorios roscados NPT—un tipo común de accesorio de pequeño diámetro—presentan fugas con mayor frecuencia que ciertos tipos de racores para tubo de sujeción mecánica, que crean líneas más largas de contacto de sellado entre sus férulas y el tubo. Al seleccionar y especificar racores de mayor rendimiento en todos los sistemas de fluidos aplicables, los operadores pueden estar más seguros de un rendimiento sin fugas.

Mientras tanto, las válvulas ofrecen a los fluidos más oportunidades de escapar del sistema, lo que hace que la selección de opciones de alta calidad sea aún más importante. Las válvulas están formadas por múltiples piezas individuales, como el vástago, las juntas, el mando, etc., cada una de las cuales puede representar una vía potencial de fuga de fluidos. Las válvulas también son dinámicas—la apertura y el cierre frecuentes pueden provocar el desgaste de algunos componentes, lo que con el tiempo puede dar lugar a un mayor potencial de fugas.

Detección Proactiva de las Fugas

Además de ofrecer componentes estancos, algunos proveedores pueden recomendar opciones alternativas de diseño del sistema que pueden limitar las fugas. También pueden ofrecer servicios de detección de fugas que pueden ayudarle a mejorar la eficiencia, aumentar la fiabilidad y reducir el consumo de energía y las emisiones en las operaciones diarias de la planta.

Es importante recordar que cada día que una fuga queda sin reparar, probablemente esté perjudicando los resultados de su organización. Cuanto antes se solucione esa fuga, antes reducirá los costes y mejorará la seguridad. ¿Está interesado en saber más sobre cómo reducir proactivamente las fugas con componentes de alta calidad? Pida ayuda para la selección de componentes, la detección de fugas y otros servicios que pueden ayudarle a dar un paso más hacia un funcionamiento sin fugas.

Hable con nuestros especialistas sobre una reducción completa de las fugas

Artículos relacionados

Reducción de las emisiones incontroladas en las industrias de refinado de productos químicos

Minimice los Costes de las Emisiones Incontroladas con Válvulas de Bajas Emisiones

Las emisiones incontroladas son una preocupación creciente en las industrias química y de refinado. Las válvulas de bajas emisiones certificadas (Low-E) pueden proteger sus instalaciones y sus resultados. Descubra qué son, cómo se prueban y cómo pueden ayudarle, en este post.

 arreglar las fugas del sistema de fluidos

Causas Comunes y Costes de las Fugas en los Sistemas de Fluidos

La fuga más pequeña puede ser un serio problema para el mantenimiento de la seguridad y rentabilidad de su planta. Entender cómo y por qué se dan las fugas, cómo localizarlas y comprobarlas, y finalmente cómo desarrollar una estrategia para abordar el problema y reducir las fugas en toda la planta.

Diversos tipos de racores para tubo

Diferencias Fundamentales en los Racores de Pequeño Diámetro

Conozca las principales diferencias entre los tipos de racores para tubo disponibles habitualmente y utilizados en diversas aplicaciones, en esta práctica introducción a los racores de pequeño diámetro.