alert icon
Este sitio Web no admite Internet Explorer 8. Por favor, actualice su versión de Internet Explorer o utilice un navegador más actualizado.
Ocultar mensaje hide icon

Maximizar la Vida de los Componentes para Sistemas de Fluidos Industriales

Maximizar la Vida de los Componentes para Sistemas de Fluidos Industriales 

25 de septiembre de 2018 | Cory Cottrill, Director de Producto, Servicios de Campo

El coste de sustituir un solo componente para sistemas de fluidos en planta es superior al precio del propio componente. Una única sustitución comprende los costes internos de abastecimiento, instalación y mantenimiento, así como los costes asociados con la pérdida de productividad durante la parada.

Aunque nunca se debe comprometer la seguridad, es crítico mantener bajos los costes y al mismo tiempo alargar el máximo posible la vida de los componentes. Durante décadas de experiencia, los ingenieros de campo de Swagelok han descubierto muchas estrategias que no solo ayudan a maximizar la duración de los componentes del sistema, sino que reducen los costes de mantenimiento y mejoran la seguridad de planta. 

Primero la Atención al Diseño del Sistema

El diseño del sistema de fluidos afecta a muchas variables que impactan sobre los componentes: fluctuaciones de presión y temperatura, golpes de ariete, vibraciones y contaminación, entre otras. Estas variables pueden afectar no solo a la vida de servicio del componente, sino a la vida del propio sistema. Es importante seguir buenas prácticas de diseño que limiten esos factores estresantes para conseguir un buen rendimiento a largo plazo.

Si está modificando el diseño de un sistema, asegúrese de comprobar que los nuevos parámetros operativos como la temperatura y la presión, coinciden con los rangos publicados de todos los componentes del fabricante. Así sabrá que los componentes están dentro del rango aceptable. Hasta un cambio en el proceso aparentemente pequeño como incrementar la frecuencia de la limpieza con vapor de las mangueras, merece atención. La mayor exposición al calor puede reducir la vida de servicio de la manguera de cinco años a uno.

Considerar Todas las Condiciones Operativas

Al seleccionar componentes para sistemas de fluidos, tenga en cuenta toda la aplicación. Al incluir todos los aspectos, será menos probable que nos sorprenda una fuga o fallo debido a que un componente sea incompatible con algún elemento de la aplicación.

Aquí hay algunos detalles importantes a tener en cuenta:

• Temperaturas y presiones de la operación normal
• Máximas temperaturas y presiones de la operación 
• Temperaturas y condiciones ambientales, incluyendo la exposición externa 
• Fluido del proceso y exposición a fluidos externos
• Potencial de vibración 
• Tubo y otros soportes 
• Protocolos de limpieza

Entre las condiciones operativas, la compatibilidad con el fluido de proceso es frecuentemente pasada por alto. Es necesario asegurar que todos los materiales en contacto con el fluido de proceso, incluyendo juntas tóricas y empaquetaduras, son compatibles. De otro modo, el componente puede fallar prematuramente. También se deben tener en cuenta las condiciones externas como los ambientes con alto contenido de cloruros (agua de mar), que acelerarán la corrosión de algunas aleaciones como el acero inoxidable 316. Condiciones así pueden justificar el uso de materiales especiales como el tubo encamisado u opciones especiales de sujeción o soporte del tubo.

Forme a sus Instaladores en Instalación Correcta de los Componentes

Hasta los mejores diseños de sistemas y componentes para sistemas de fluidos pueden quedar comprometidos por errores en la instalación—anulando todo el prudente trabajo y recursos que la planta ha invertido.

Los errores de instalación pueden producir muchos problemas derivados de fallos prematuros. El tubo doblado incorrectamente puede quedar expuesto a cargas laterales que pueden producir grietas y fugas. El tubo inadecuadamente sujeto y expuesto a vibraciones puede ser propenso a fracturas y fugas en los puntos de conexión. Las juntas internas en válvulas y reguladores pueden desgastarse irregularmente si la orientación del componente no es la adecuada.

Las características de algunos componentes permiten una instalación más fácil. Por ejemplo, los racores con una norma de bajo par de apriete tienen mayores probabilidades de ser adecuadamente apretados, especialmente si se combinan con una herramienta visual como una galga de inspección.

Su mejor póliza para la correcta instalación de los componentes para sistemas de fluidos es la formación. Aunque los procedimientos de instalación de muchos componentes pueden parecer de sentido común, pequeños detalles pueden ser definitivos para el rendimiento a largo plazo y seguridad del componente. Los cursos de formación con orientación práctica de Swagelok pueden ayudar a reforzar las técnicas de instalación correctas para mitigar las fugas y mejorar la seguridad.

Hacer un Mantenimiento Preventivo

Algunos componentes para sistemas de fluidos requieren mantenimiento para alcanzar su vida de servicio potencial. Los reguladores, válvulas y mangueras, todos ellos necesitan atención e inspección periódicas. En muchos casos el mantenimiento o reparación de éstos se puede realizar a bajo coste, y el resultado es enorme en términos de durabilidad. Piense en la sustitución de la empaquetadura de una válvula de servicio para evitar fugas en el asiento. Si la válvula es abatible lateralmente en línea, como son algunos modelos, la reparación es fácil y sencilla.

Mantener un registro de su programa de mantenimiento preventivo le ayudará a saber si algún componente en particular está siendo sustituido con demasiada frecuencia. En esos casos, analizar el componente puede ayudarle a ver por qué se sustituye tan frecuentemente. Podría haber otro componente más adecuado para esa aplicación—aumentando el tiempo de servicio y reduciendo los costes operativos. Los ingenieros de campo de Swagelok pueden prestar servicios de evaluación y asesoría en sus instalaciones y ayudarle a desarrollar un plan de mantenimiento específico para sus sistemas.

Almacene los Repuestos Adecuadamente

Es importante mantener un inventario de repuestos de componentes específicos y críticos para el sistema. Pero también debe ser cuidadoso en la forma de hacerlo. En el caso de las mangueras, un almacenaje inadecuado puede dañarlas. Las mangueras nunca se deben apilar—en lugar de ello, las mangueras deben estar colgadas, para asegurar que no se doblen más allá del radio de curvatura publicado por el fabricante. Las mangueras también beben protegerse de la luz ultravioleta (UV), ya que algunos materiales de degradan al exponerlos a esa radiación. Y también se deben tapar los dos extremos de la manguera almacenada para evitar que se contamine el ánima.

En el caso de otros componentes para sistemas de fluidos, evite mezclar las piezas de repuesto de diferentes fabricantes en el mismo contenedor o caja. Las piezas de repuesto como férulas, juntas tóricas y empaquetaduras de válvulas deben estar separadas y almacenadas por fabricante. También es importante que quede claramente identificado a qué componente corresponde cada pieza de repuesto. Esas piezas no son intercambiables—aunque parezcan iguales a simple vista. La mezcla o intercambio de piezas de diferentes fabricantes puede producir fugas, corrosión o fallo del producto.

Aprenda Mientras Sustituye 

Sustituir componentes para sistemas de fluidos es una parte necesaria del funcionamiento de planta, aunque Vd. puede alargar la vida de los componentes, revisando sus procedimientos en relación al diseño del sistema y a la selección, instalación, mantenimiento y almacenamiento de los componentes.

Cuando Vd. deba sustituir un componente desgastado o dañado antes de su intervalo de sustitución, es importante entender por qué. Siempre hay una razón por la que un componente falla, y evaluar la causa del fallo puede revelar la necesidad de un componente o un fabricante distintos. Si la pieza ha fallado debido a la presión, temperatura o incompatibilidad de materiales, Vd. debe poder seleccionar una alternativa que satisfaga los requisitos del proceso. Si el fallo se produjo por un problema relacionado con el sistema como las vibraciones, contaminación o un golpe de ariete, es posible corregir ese problema en el sistema para alargar la vida de servicio del componente – y sus resultados.

AMPLIAR LA INFORMACIÓN SOBRE NUESTRA OFERTA DE FORMACIÓN